¿Qué debemos tener en cuenta antes de cambiar los azulejos de la cocina?

cambiar los azulejos de la cocina

Lo de forrar de arriba abajo toda la cocina con azulejos ha pasado a la historia. La cerámica ha abierto camino no solo a la pintura sino a otros tipos de revestimientos como son lo vinilos, microcemento o cristal, para poder obtener un ambiente diferente, con un estilo más moderno y actual, rústico o vintage; con sus pros y sus contras.

El cambio de azulejos de cocina es una labor cada vez más extendida gracias a los grandes beneficios que se obtienen. El motivo no es solamente estético, sino que en ocasiones debido al frecuente uso que se hace de ella, se producen desperfectos en las paredes o la suciedad queda acumulada sobre todo en aquellos azulejos más próximos a la zona donde se suele cocinar.

Con tan solo un cambio de los azulejos del frente de cocina (azulejos cocina vintage, azulejos de cocina porcelanosa, azulejos cocina blanco brillo o azulejos cocina blanco mate entre otros), se lleva a conseguir el estilo deseado.

No es muy recomendable quitar los azulejos de la cocina uno mismo, ya que resulta ser una tarea un poco compleja y laboriosa. Los azulejos de cocina son muy delicados y deben de quedar perfectamente colocados evitando las cejas y problemas derivados de una instalación deficiente.

Por lo tanto, es aconsejable solicitar presupuesto y recurrir a los mejores profesionales para el desempeño este trabajo.

En el caso de aquellos azulejos que presentan una estética anticuada pero están en buen estado, una de las opciones más baratas es pintarlo con un tipo de pintura especial, destinada específicamente a este uso, resistente a los golpes, a los roces y cómo no a los productos de limpieza.

Este tipo de pintura tiene una gran adherencia, no se agrieta y es muy útil en zonas con mucha humedad. Generalmente son esmaltes sintéticos de aspecto cerámico, que llevan incorporado un producto de imprimación que garantiza su adherencia sobre la superficie no porosa de la cerámica.

Se trata de unas mini-reformas prácticamente sin obras, a un precio muy económico al alcance de todos y con unos resultados impresionantes.

¿Pintar o cambiar los azulejos?

En los últimos tiempos ha surgido el dilema de si es mejor pintar o alicatar las estancias como el baño o cocina. La funcionalidad que ofrecen los azulejos ha pasado a un segundo plano y es que ahora el consumidor le da mucha más importancia al valor estético; es por ello por lo que la pintura ha adquirido un papel importante.

La principal ventaja de pintar la cocina o baño es que la pintura al contrario que los azulejos es mucho más fácil de renovar, no genera ningún tipo de escombros, no precisa hacer ningún tipo de obra y resulta mucho más económico que el tener que cambiar los azulejos de la estancia.

Hoy en día, las viviendas cuentan con estancias más diáfanas, donde se unen todos los espacios. Este cambio ha convertido a la cocina en un espacio de actividad, en el que se ha integrado al resto de la vivienda conectándose incluso sin paredes, claro ejemplo del uso de la pintura en las cocinas. La pintura cumple una función estética renovable adaptándose al concepto estético del momento.

Es cierto que a nivel funcional los azulejos ofrecen una principal características que ningún otro producto puede mejorar, y es que son totalmente impermeables por lo que la resistencia a cualquier tipo de mancha es la más elevada que ningún otro producto de revestimiento. Además son antibacterianos puesto que ni bacterias ni ácaros pueden sobrevivir sobre su superficie.

Limpiar los azulejos de cocina y el mantenimiento resulta ser muy fácil y económico, y además con respecto al concepto estético, la cerámica ofrece muchísimas más opciones decorativas que la pintura.

La colocación de un alicatado de cerámica en las zonas húmedas de la vivienda, baños y zonas del frente de cocina y fregadera, evitará la creación de humedades.

Más vale tomar la decisión acertada y dejar pasar los años que estar cambiando las estancias más que por diseño por necesidad.

Unos nuevos azulejos de cocina harán variar por completo la imagen de la estancia. Por ello es primordial elegir unos azulejos que combinen con el resto de la decoración.

También es esencial el tamaño del azulejo; los hay de formatos reducidos y también de gran formato, facilitando su colocación. Lo importante es encontrar el tipo de azulejo de cocina con un diseño que se adapte perfectamente a lo que uno busca.

Entre los diferentes tipos de azulejos para cocina según su fabricación se encuentran:

  • Azulejo gres porcelánico: Ideal para baños, cocinas, salones, o cualquier otro lugar. Uno de los azulejos baratos por excelencia
  • Azulejos rústicos.
  • Azulejos en acero inoxidable: donde se puede jugar con la creatividad y originalidad.
  • Azulejos de vidrio
  • Azulejos vintage

El papel pintado es uno de los revestimientos con mayor capacidad de transformación de cualquier espacio. En la cocina cada vez es más utilizado en versiones vinílicas, gruesas y con una superficie plastificada, sobre todo en aquellas zonas que no se hallan demasiado expuestas a salpicaduras de agua y grasas.

Los azulejos combinados con pintura o papel pintado aportan un plus a la decoración y se adaptan con gran facilidad a cualquier estilo.

La combinación de azulejos con paredes lisas (colores vivos, papel pintado o en tonos neutros), decorar la zona del salpicadero y zona de fuegos es una de las opciones más habituales.

Otra de las opciones es alicatar hasta mitad de cocina y pintar el resto hasta el techo.

Si uno no sabe si decantarse por la pintura o el azulejo, existe una tercera vía; otros tipos de revestimientos que también han entrado con muchísima fuerza sobre todo en cocinas. Se trata del microcemento, la madera, el mármol o cristal capaces de crear espacios muy actuales y totalmente personalizados.

Un frente de cristal en la zona de fuegos, también es perfecto, resulta fácil y cómodo de limpiar, evitando que el trozo de pared se ensucie de salpicaduras de salsa y aceites.

La instalación de azulejos de cocina resulta ser un tanto complicada, por ello es imprescindible contar con la experiencia de una buena empresa especializada en este tipo de trabajo de albañilería; ya que si la colocación de los azulejos es deficiente, el resultado no será el esperado.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE